El futbolista Cevher Toktas, del equipo turco Bursa Yildirim, confesó haber matado a su hijo de 5 años, supuestamente infectado por el coronavirus.

0
395

Turquía |

Su confesión se produjo 11 días después de que el niño muriera en el hospital por supuesta insuficiencia respiratoria.

El jugador dijo que simplemente nunca quizo a su hijo. «Nunca quise a mi hijo menor, desde su nacimiento. No sé por qué no lo quiero. La única razón de haberlo matado fue que no lo quise. No tengo ningún problema mental», aseguró.

Vía: @anoticias7