MLB relajará protocolos cuando se vacune a 85% de peloteros

0
178

Los juegos de cartas, los viajes compartidos y las salidas a los restaurantes podrían volver más adelante en la temporada de Grandes Ligas. Así como los viajes a la iglesia y las presentaciones en eventos de patrocinadores.

El uso de mascarilla ya no sería un requerimiento en la caseta o en el bullpen, y se eliminaría el uso de los dispositivos electrónicos de rastreo una vez que el 85% de los peloteros de Grandes Ligas y personal primario dentro del terreno de juego estén vacunados. El uso comunitario de las salas de video volvería antes y después de los partidos. Se reanudaría el uso de las mesas de billar y los saunas.
Grandes Ligas y el sindicato de peloteros enviaron el lunes un memorando de tres páginas a jugadores y personal, al cual The Associated Press tuvo acceso. El documento afirma que “se alienta firmemente a todos los peloteros y personal a que reciban una de las vacunas aprobadas contra el COVID-19 una vez que sean elegibles”.
“A los efectos del presente memorando, los individuos se consideran ”totalmente vacunados” dos semanas después de recibir la segunda dosis de una vacuna de dos dosis (Pfizer o Moderna) o dos semanas después de recibir la dosis de una vacuna de dosis única (Johnson & Johnson)”, añadió el documento.
No hay muchos peloteros que hayan recibido la vacuna, según MLB, pero anticipa que la velocidad aumente una vez que los equipos vuelvan a sus ciudades de origen luego de la pretemporada. La temporada regular inicia el jueves.
Los Cardenales de San Luis y los Astros de Houston anunciaron el lunes que se ofrecerá vacunación a sus jugadores antes del primer juego de la temporada, y los Gigantes de San Francisco informaron que algunos de sus jugadores ya fueron inoculados.
Las restricciones de Nivel 1 de MLB, que se encuentran vigentes desde el verano pasado, incluyen a peloteros, managers, entrenadores, receptores de bullpen, médicos, entrenadores atléticos, fisioterapeutas y entrenadores de fuerza y acondicionamiento.
Una vez que se alcance el umbral del 85%, los peloteros y personal que estén completamente vacunados podrán beber y comer durante los vuelos. Podrán reunirse en espacios cerrados, como hoteles, sin usar mascarillas o mantener la distancia social siempre que no haya personas no vacunadas presentes, y podrán compartir vehículo o utilizar Uber o Lyft. La relajación no aplicaría a reuniones en las instalaciones del estadio, como los camerinos.
Las personas totalmente vacunadas que entren en contacto con un enfermo de COVID-19 no tendrían que ponerse en cuarentena, a menos que presenten síntomas.
Peloteros y personal que estén vacunados tendrían la opción de someterse a pruebas diagnósticas de PCR sólo dos veces por semana, similar al personal de Nivel 2 como la gerencia y empleados del camerino.
Familiares que estén completamente vacunados y los menores de edad que no estén vacunados podrán quedarse con los peloteros y miembros del personal en sus habitaciones de hotel durante las giras, aunque MLB y el sindicato advirtieron que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan evitar los traslados comerciales y permanecer en casa a menos que sea necesario.