Científico revela que el miembro masculino se encoge debido a la contaminación

0
119

Según la especialista, los químicos contenidos en los plásticos de uso común en los hogares, causan desequilibrios hormonales que hacen que los bebés nazcan con penes más pequeños

Una científica advierte que bebés varones están naciendo con penes pequeños, y afirma que la contaminación es la principal responsable de ello, al causar desequilibrios hormonales por el influjo de químicos.

La Dr. Shanna Swan, quien ha escrito un libro sobre la contaminación, le indicó al Daily Record que las tasas de fertilidad también están disminuyendo a nivel global por efecto de estos químicos que estarían presentes en la manufacturación de plásticos comunes en el hogar.

¿Qué químicos influirían en el encogimiento de los penes de los bebés?

La científica empezó su investigación abordando el síndrome de ftalato, que se ha observado en ratas que han sido expuestas a ciertos químicos. Ella descubrió que estas ratas eran muy susceptibles a nacer con genitales encogidos.

Conocidos también como ésteres de anhídrido ftálico, los ftalatos son un grupo de compuestos químicos que se usan principalmente como plastificadores, y que son sustancias que se añaden a los plásticos para incrementar su flexibilidad.

Por ende, los ftalatos se encuentran muy comúnmente en objetos de plástico, que son especialmente habituales de encontrar en el día a día. El más común de los ftalatos es el DEHP debido su bajo costo.

Se ha detectado la presencia de ftalatos en objetos como esmaltes de uñas, adhesivos, pigmentos de pintura, masillas, juguetes de niños, y en la mayoría de juguetes sexuales.

genitales
Menor tamaño y poca capacidad reproductiva podrían ser las consecuencias de la contaminación por plásticos.

¿Cómo el ftalato afectaría a los genitales masculinos?

Científicos ambientalistas han propuesto que la exposición a químicos como ftalatos podría incrementar el riesgo de desarrollar anormalidades reproductivas como el síndrome de ftalato.

Dichas anormalidades darían lugar a una “distancia anogenética” más corta dentro del vientre materno, lo que repercutiría en el tamaño del pene del bebé una vez éste haya nacido.

Una hipótesis sugiere que la influencia del ftalato se basa en que es un químico que bloquea la testosterona, la hormona sexual masculina. Dicho bloqueo sería la causa de que los genitales masculinos se desarrollen inadecuadamente.

En un informe, la organización Greenpeace señaló que encontró una gran cantidad de ftalatos en la sangre materna y el condón umbilical en algunas madres, indicando que esta proporción podría ser nociva para el aparato reproductor masculino y la reproducción.

En este mismo informe, la organización indicó también que habían encontrado altas concentraciones de este tipo de sustancias en juguetes sexuales, y que ellas ya estaban prohibidas a raíz de sus efectos sobre la salud humana.

Por otro lado, la especialista considera que la exposición a los ftalatos podría generar un conteo reducido de esperma. Según cuenta, esto podría desencadenar que la mayoría de los hombres produzcan esperma no viable para el embarazo para el año 2045.

Por último, esta disminución del conteo de esperma prolongaría una tendencia generacional que la especialista habría rastreado hasta los abuelos de sus actuales sujetos de prueba, diciendo que ellos tienen la mitad del esperma que el de sus abuelos.