El divorcio de Bill Gates desnuda su faceta de mujeriego

0
200

Cómo una bomba cayó en el mundo de la tecnología el divorcio anunciado por Bill Gates y su mujer Melinda, después de años de matrimonio. Las principales dudas se enfocaron en la fundación que ambos tienen y que financia diversos proyectos asociados a la tecnología, la ciencia y la salud.

Pero los medios ahora se están enfocando en las razones del quiebre o en las consecuencias que podría tener para la vida futura del fundador de Microsoft.

El periódico sensacionalista británico, Daily Mail, rescató de hecho extractos del libro Overdrive: Bill Gates y la carrera por controlar el ciberespacio, publicado en 1997.

En la publicación se detalla la vida lujuriosa de Gates antes de conocer a Melinda, su afición por los clubes nudistas y de strippers, además de su carácter mujeriego.

“Muchos de esos chicos de Microsoft en ese entonces eran jóvenes que trabajaban en código de software con camisetas manchadas de pizza durante dos o tres días. Luego tenían fiestas bastante salvajes, donde iban a buscar strippers en Seattle y las llevaban a la casa de Bill. Él no era un niño del coro en ese entonces, no era solo un ratón de biblioteca de las computadoras. Tenía una vida en ese entonces”, comentó Wallace.

bill gates
Getty Images/Digital Trends Graphic

El periodista además confesó que Melinda sabía con quién se había casado y que Bill Gates no era el nerd o blanca paloma que todos creen.

“Melinda era muy consciente de lo mujeriego que era Gates y, en consecuencia, su relación tuvo bruscos altibajos. En un momento dado, estuvieron separados durante casi un año, supuestamente porque Gates se negó a someterse a cualquier tipo de compromiso. Sin embargo, cuando volvieron a estar juntos en 1992, la relación se hizo más estrecha y más fuerte”.

Un ex ejecutivo de Microsoft, llamado Vern Raburn, también aportó en el libro con esos antecedentes sobre el magnate.

“Ciertamente, antes de su matrimonio a Bill le gustaba ir de fiesta. Pero nunca vi nada de eso después de su matrimonio. De hecho, cené con él una noche y dijo que estaba muy orgulloso de no haber hecho nada de eso desde que se casó. Realmente espero que Bill y Melinda terminen siendo felices. Yo mismo pasé por un divorcio hace unos 12 años. Cualquiera que diga que lleva bien su divorcio está mintiendo”, agregó.