Enfermedades cardíacas: Causas más frecuentes de muertes en mayores de 40 años

0
143

 SANTO DOMINGO. -El doctor Nicolás Brozzi, de Cleveland Clinic, consideró este lunes que las enfermedades cardíacas son las causas más frecuentes de muertes en las personas mayores de 40 años.

Tras liderar el trasplante de corazón de un paciente dominicano, identificado como Alexander De la Cruz Vargas, Brozzi señaló que para prevenir las enfermedades cardíacas es importante tener una dieta saludable, ejercitarse frecuentemente, no fumar y llevar un control médico general cada uno o dos años.

“La insuficiencia cardíaca congestiva puede tener múltiples causas que afecten el músculo, las válvulas o las arterias del corazón”, expresó.

Agregó que “muchas veces las causas son evidentes como el caso de un infarto extenso del corazón o la infección de una válvula o del músculo cardiaco, mientras que en la mitad de los casos la causa no es tan evidente y se les llama idiopáticas, donde puede haber componentes genéticos, hereditarios y hasta factores ambientales que aún se están investigando”.

Explicó que “la insuficiencia cardíaca avanzada tiene un pronóstico más severo que la mayoría de los cánceres en la actualidad. Los pacientes tienen expectativa de vida de 5 años”.

Sin embargo, dijo que si el paciente “presenta una descompensación aguda, como es el caso de Abelardo Alexander, las posibilidades de sobrevivir un año son menores al 20%”.

Brozzi señaló que cuando un paciente está en estadios avanzados de falla cardiaca “los médicos recomendamos terapias de reemplazo cardiaco, que se pueden realizar con bombas mecánicas que se implantan en el pecho del paciente o con un trasplante de corazón que es el tratamiento que ofrece mejor sobrevida a largo plazo”.

Para el especialista “la expectativa de vida luego de un trasplante cardiaco ha ido mejorando con los años y actualmente más de la mitad de los pacientes están vivos más allá de 13 años luego de recibir su nuevo corazón. Esto es un contraste interesante cuando uno piensa que más de la mitad de los pacientes hubieran muerto en menos de un año si no les llegaba ese nuevo corazón”.