Félix Verdejo dice que no tiene cuarto para costear su defensa legal

0
223

El boxeador Félix Verdejo alegó que no tiene los fondos necesarios para costear con su dinero una defensa adecuada ante la acusación federal en su contra por el asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz.

Así se desprende de una orden emitida hoy por el juez Pedro Delgado, quien indicó que revisó la declaración jurada sometida por el boxeador profesional, quien contestó – sujeto a perjurio – las preguntas sobre su capacidad de poder pagar en la solicitud de asistencia legal federal.

“Basado en esa información, parece que financieramente no es capaz de costear una representación adecuada”, apuntó el juez.

Antes de tomar una determinación final, Delgado ordenó que la fiscalía federal tiene hasta el 21 de mayo para presentar alguna objeción sobre la elegibilidad de Verdejo a recibir asistencia legal pagada con fondos federales.

El juez recordó que en la vista inicial de Verdejo, el fiscal Jonathan Gottfried, informó que el Ministerio Público “se reservaba el derecho a objetar la elegibilidad del acusado” para recibir asistencia legal pública “debido a su circunstancias financieras”.

En aquel momento, Gottfried dijo que en su momento podrían presentar evidencia sobre la capacidad financiera de Verdejo para costear su defensa.

El equipo de la defensa de Verdejo está integrada por la abogada Laura Maldonado y el experto en casos de pena de muerte David Ruhnke, así como el abogado José Irizarry Pérez, quien fue contratado por la madre del acusado.

No obstante, el juez advirtió a los tres abogados que, “como oficiales del tribunal” tienen la “obligación de informar al tribunal de la capacidad de su cliente para pagar si es que, en cualquier momento después de su designación, reciben información sobre su capacidad para pagar, completo o en parte, los servicios legales y otros en relación con su representación, a menos que la fuente de información del abogado esté protegida como una comunicación privilegiada”.

Verdejo, junto con Luis Cádiz Martínez, enfrenta cargos por carjacking y secuestro que resultaron en la muerte de una persona, así como la muerte de un bebé por nacer, ya que Rodríguez Ortiz estaba embarazada. Verdejo enfrenta un cuarto cargo por violación a la ley de armas.

Por los cargos emitidos por un gran jurado federal, Verdejo y Cádiz Martínez se exponen a la pena de muerte o a cadena perpetua en prisión.