Descubren que la increíble historia del conserje mexicano que creó los Cheetos Flamin’ Hot es mentira

0
238

Richard Montañez llegó a ser un alto directivo de Frito-Lay. Dijo que tuvo la idea y se la hizo llegar al director, pero ahora la verdad sale a la luz

La increíble e inspiradora historia del conserje mexicano que inventó los Cheetos Flamin’ Hot y se convirtió en un alto ejecutivo de la empresa, podría ser una vil mentira.

Richard Montañez de 62 años ha escrito dos libros, cobra $50,000 por discursos motivacionales y Eva Longoria prepara una película biográfica de él, pero este domingo se expuso en Los Angeles Times que inventó partes claves de la historia.

Ex compañeros y ejecutivos de la compañía Frito-Lay hablaron con el diario angelino y pusieron en duda la historia.

Linda Greenfeld, ejecutiva de la compañía, aseguró que ella fue puesta a cargo de la marca y creó el nombre Flamin’ Hot y produjo la idea.

“Es lamentable que después de 20 años, alguien que no tuvo injerencia en este proyecto comenzó a apropiarse de la experiencia y a sacar jugo de ella”, expresó Greenfeld.

Richard Montañez
Richard Montañez llegó a directivo dee PepsiCo (Foto: Imeh Akpanudosen/Getty Images for Los Angeles Times)

Hay que recordar que Montañez ha asegurado durante muchos años que él se incorporó a Frito-Lay como conserje en 1976. Una vez que tuvo la idea de los Flamin’ Hot llamó al director y le hizo saber del producto estrella de la compañía.

Según las nuevas versiones Montañez, sí formó parte del desarrollo de productos, y ciertamente ingresó a la compañía como conserje.

Lo cierto es que los archivos de Frito-Lay muestran que él fue promovido de conserje a operador de máquinas en octubre de 1977, poco después de ser contratado. Según Montañez, en esa posición creó un programa para reducir el desperdicio en la línea de producción.

Greenfeld se unió a la compañía en 1989 y tuvo la encomienda de buscar nuevos sabores que compitieran con los competidores que vendían bien en el medio oeste. Seis ex trabajadores recuerdan que la idea vino de las tiendas de Chicago y Detroit, no de California, donde Montañez trabajó.

Un vendedor de la región de Chicago dijo a Los Angeles Times que recuerda claramente cómo se creó la botana.

“Lo gracioso es que hace como un año escuché que un hombre de California estaba tomando el crédito por crear los Chettos hot, lo cual es una locura”, dijo Fred Lindsay.

“Yo no quiero tomar el crédito, solo que se entienda bien”, agregó.

Richard Montañez
Montañez y su esposa. (Foto: Getty Images)

Para agosto de 1990 la pruebas del Flamin’ Hot comenzaron en Chicago, Detroit y Houston. Para 1992 se hicieron nacionales, algo que no cuadra en la versión de Montañez.

Otra falla clave en la historia de Montañez es que él dijo haber inspirado en un video motivacional del CEO Roger Enrico. Sin embargo ese directivo comenzó a trabajar en 1991, para cuando el producto ya había sido inventado y probado.

Frito-Lay dijo en un comunicado a Los Angeles Times que no hay alguna evidencia en sus archivos que soporte la “leyenda urbana” de la creación de Montañez.

Lo cierto es que Eva Longoria mantiene en pie sus intenciones de hacer la película sobre la increíble historia y Montañez sigue ganando dinero diciendo que creó los Flamin’ Hot Cheetos.