Águilas doblegan a Leones; Tigres y Gigantes triunfan

0
71

SANTO DOMINGO, RD.- Las Águilas Cibaeñas derrotaron seis carreras por uno (6-1) a sus similares Leones del Escogido, en un partido celebrado la noche de este jueves en el Estadio Quisqueya Juan Marichal, del torneo de Béisbol Otoño Invernal de la Liga Dominicana de Béisbol, dedicado al fenecido Kalil Haché.

Los visitantes marcaron primero en el segundo episodio en las piernas de Orlando Calixte, quien conectó doble al jardín izquierdo ante Enny Romero, seguido de imparable remolcador al central por parte de Ronny Rodríguez

En la parte baja contra Joe Van Meter, los melenudos empataron con un sencillo de René Pinto al central, llevando hasta el plato a Aderlin Rodríguez desde la antesala.

En el octavo, Robert Corniel entró a relevar con las bases llenas sin out, y retiró a los tres aguiluchos que enfrentó para evitar males mayores para los capitaleños.

Sin embargo, los visitantes anotaron una en el quinto, otra en el sexto y tres más en el noveno.

La victoria se la apuntó Edgar Escobar (1-0), quien se presentó en un capítulo de un hit y un ponche. Romero (0-2) cargó con el revés al tirar cinco entradas de dos vueltas, ocho hits y cinco ponches.

Por los rojos, Pinto se fue de 3-2, con una empujada; Aderlin Rodríguez, de 4-1, con una anotada, y Paredes, de 3-1, con transferencia. Por los visitantes, Calixte bateó de 4-3, con dos dobles, una anotada, una impulsada y una base por bolas, y Ronny Rodríguez, de 4-2, con dos remolcadas.

Tras el partido, los escarlatas se colocan con marca de 16-17, mientras que los santiagueros mejoran a 18-15.

Entérate más:  Águilas Cibaeñas aclaran bailarinas «calientes» no pertenecen a su staff

Este viernes, los Leones devolverán la visita a las Águilas en el estadio Cibao a las 7:30 de la noche.

Licey escala el segundo lugar al ganarle a las Estrellas

Delino DeShields protagonizó la victoria de este jueves de los Tigres del Licey sobre las Estrellas Orientales en 11 entradas, 9 carreras por 6, en el partido que disputaron en el Estadio Tetelo Vargas.

DeShields bateó un doblete remolcador de dos vueltas por el jardín central en el onceavo episodio, ante los pitcheos del relevista Darien Núñez, que remolcó a Emilio Bonifacio y Michael De la Cruz -los dos se embasaron por bases por bolas-, con el que rompió un empate 6-6 y la vuelta de la ventaja que sellaron la victoria azul, 9-6.

DeShields, luego se robó la antesala y anotó con fly de sacrificio de Sergio Alcántara al RF.

La victoria felina provocó dos empates al día de hoy (viernes). En el segundo lugar de la tabla de posiciones ellos mismo con los Gigantes del Cibao, ambos con registro de 17-16, y el revés de los paquidermos lo hizo igualarse con las Águilas Cibaeñas en la primera posición con, marca de 18-15.

El lanzador de récord del partido lo fue Jonathan Aro (2-1), quien laboró en dos innings en blanco (9no. y 10mo.) con tres hits, dos transferencia y cuatro ponches, y Jairo Asencio coronó su salvamento número 11 al tirar el noveno sin novedad, un hit.

El derrotado lo fue Darien Núñez (0-1) al ver acción en 1.1 capítulos, un hit, tres carreras limpias, dio dos boletos y abanicó a dos contrarios.

Entérate más:  Los chinos encuentran maneras de saltarse la censura en el caso Peng Shuai

Gigantes triunfan y le complican la clasificación a los Toros

Tyler Alexander lanzó siete entradas completas en blanco y recibió el respaldo ofensivo en menos de cuatro entradas para que los Gigantes del Cibao derrotaran 6-1 la noche del jueves a los Toros del Este, tan solo para complicarle aún más sus esperanzas de clasificar en la pelota invernal dominicana.

Alexander, que ganó el partido, permitió cuatro hits y ponchó a seis en su labor de siete entradas, mientras su equipo anotaba sus seis carreras en las primeras cuatro entradas, tres de ellas en un cuarto episodio. El partido se disputó en el estadio Julián Javier, de San Francisco de Macorís.

La victoria pone a los Gigantes con 17-16 y los Toros con 13-20 cuando restan siete partidos para concluir la temporada regular. Los Gigantes llegaron al partido empatados en la tercera posición, en una enmarañada tabla clasificatoria, con los Tigres del Licey y los Leones del Escogido todos con 16-16.

La meta del conjunto romanense es alcanzar el cuarto lugar o cuando menos el quinto para si queda a un juego de la cuarta posición entonces jugarse su clasificación con el que posea la quinta plaza en un “miniplayoffs”.

Pedro Vásquez, quien perdió y Johan Quezada, quien lo relevó resistieron cada uno una entrada y dos tercios y recibieron las seis carreras marcadas por el equipo cibaeño, todas limpias.

Fue un mal paso para los Toros, que venían de ganar la noche anterior y uno bueno para los Gigantes, que perdieron en esa ocasión.

Hanser Alberto bateó de 4-3 y remolcó dos vueltas, Webster Rivas de 3-1 y también remolcó dos.

La primera Carrera de los Gigantes vino en el primero después de dos outs, con un sencillo productor de Moisés Sierra al prado izquierdo, que remolcó a Jordany Valdespín.

Otras dos llegaron en el segundo para los Gigantes gracias a tres dobles. Una de las carreras vino también después de dos outs, iniciando el ataque Richard Ureña con doble al central, anotó después de un out, producto de otro doble disparado por Webster Rivas al prado izquierdo.

Luego del segundo out, Hanser Alberto remolcó la segunda de la entrada con un doble al jardín izquierdo que llevó al plato a Rivas para poner el partido tres por cero. Fue todo para Pedro Vásquez, reemplazado por Johan Quezada, que retiró el último out.

Los Gigantes fabricaron tres más en el cuarto episodio, ayudados por un wild pitch de Quezada, que permitió el avance de Richard Ureña (abrió con sencillo al izquierdo) y otro de Diego Goris (sencillo a segunda). Rivas falló con rodado al shortstop y anotó Ureña.

Un triple de Jordany Valdespín al central, remolcó a Goris y fue todo para Quezada, reemplazado por Francisco Jiménez, saludado por sencillo productor de Alberto para que anotara Valdespín la tercera de la entrada y la sexta del juego para los Gigantes.

Los Gigantes anotaron su única carrera en el octavo por un elevado de sacrificio de Miguel Andújar, que trajo al plato a Juan Graterol