Lo que pasó en el primer concierto de Aventura

0
68

Santo Domingo.En una primera noche sin desperdicios, el grupo Aventura demostró una vez más porque es una de las agrupaciones más exitosas, pues a pesar de su separación hace 10 años, la conexión entre sus integrantes y el público sigue como el primer día.

Con el Estadio Olímpico a casa llena, Aventura dio inicio al cierre de su Gira Inmortal a las 9:43 de la noche con un video y la frase “Bienvenidos al mundo de Aventura”, un mundo bien conocido por cada uno de los presentes.

 

 

Descendiendo de una plataforma ubicada en el centro del escenario, Romeo, Henry, Max y Lenny iniciaron con el tema “Desprecio” y de inmediato desataron la algarabía de los habitantes de ese mundo aventurero, que desde Los Tinellers ha conquistado los corazones de muchos.

“Mi niña cambió”, “Por un segundo”, “La boda” y “Los infieles” formaron parte de la primera selección de canciones, entre la acostumbrada rutina de cual lado del público está más activo que el otro.

“Muy buenas noches. Para nosotros es un inmenso placer, un inmenso honor, cerrar este ciclo de Aventura aquí en nuestra tierra, la República Dominicana. Solo quiero sentir la presencia de todos los dominicanos que están presentes y si hay algunos que no son dominicanos, pues de todos los latinos en sentido general. Aquí no se vino a hablar…”, expresó Romeo para continuar con “Dile al amor”, “Angelito” y “La película”.

La escenografía, las luces, el buen sonido y una banda bien sincronizada fueron los complementos perfectos para que Aventura hiciera de las suyas en el escenario.

Un cambio de camisa y Romeo regresó con “Yo quisiera amarla” y “Enséñame a olvidar”, para luego dejar en el escenario a su primo Henry con “Nueve y quince (9:15)” y Romeo regresar en el coro de la canción con otro look.

Además de cantar, con trago en manos, Romeo también aconsejó a sus fanáticos a que elijan entre tomar alcohol o manejar. “Mi recomendación es que pidan un Uber y que se den un maldito jumo porque no hay mejor combinación que la música de amargue y el alcohol”, comentó “El Rey de la bachata”.

Hasta el Olímpico también llegaron “El malo”, de su disco “The last” (2009) y “El perdedor”, de la producción “K.O.B. Live” (2006).

Al escuchar los latidos de un corazón, el público de inmediato se emocionó, pues sabían que vendría el éxito “Mi corazoncito”, pero antes de interpretarlo, Romeo invitó a sus fanáticos masculinos hacer la forma de un corazón con sus manos.

Este concierto del sábado en la noche no fue la excepción para que Romeo Santos dejará a salir el “tiguere dominicano” que hay dentro de él, y en dos ocasiones echó su “coño” y una vez más certificó que es dominicano con la frase “El dominicano nace donde le dé su maldita gana”, una frase que también usó años atrás el lanzador Dellin Betances.

“Su veneno”, “Un beso” y “Mujeriego” conformaron la primera parte del concierto, que tuvo una pausa de unos breves minutos a las 11:00 p.m.

momento de las peticiones del público con canciones que quizás no fueron tan populares. Entre estas el público solicitó: “La guerra”, “Te invito”, “Me voy” (popularmente conocida como “El anillo” por Héctor Acosta) y “Voy malacostumbrado” en la voz de Henry.

A su repertorio también sumaron “Tu jueguito” y “Lágrimas”, tema de José José.

Aunque muchos pensaron que tendrían algún invitado especial, Aventura no llevó ninguna sorpresa para su primera noche, pero como de costumbre se hizo acompañar de los fanáticos para algunas canciones. En “Volví”, la más reciente colaboración de la agrupación con Bad Bunny, subió al escenario un fanático llamado Iván que se robó el show, hasta retó a Romeo con las canciones de la agrupación.

Al escenario también subió otro fanático llamado Jonathan, quien acompañó a la banda en el hit “Ella y yo”, canción popularizada junto a Don Omar. Ambos fanáticos se llevaron los aplausos de los presentes por su buena actuación en el escenario.

El momento de los fanáticos fieles de la agrupación, desde cuando eran los Teenagers, la banda lo reservó para el final con un popurrí para “los aventureros de corazón”.

“Si conocen estos temas significa que están siguiendo esta agrupación desde 1999”, expresó Romeo para enloquecer a su fanaticada con “La novelita”, “Alexandra”, “Hermanita”, “Amor de madre” y el himno que marcó un antes y un después de Aventura: “Obsesión”.

El cuarteto se despidió del escenario pasada la medianoche con el sencillo “Inmortal”, del cual surgió esta gira que cierra esta noche con una segunda presentación en el Estadio Olímpico.

EL concierto de Aventura tuvo el patrocinio de Cerveza Presidente.