Larimar y su versión sobre la multa; revela agente miró su entrepierna

0
94

Después de hacerse viral el video de la comunicadora Larimar Fiallo junto a un agente de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) por este haberla detenido para ponerle una multa y decirle que estaba ‘buena’, la Miss RD Universo 2004 aprovechó los micrófonos de “El mañanero” para aclarar lo sucedido.

Fiallo explicó que se encontraba en su vehículo y que recibió una llamada la cual contestó a través del sonido del carro, pero que tenía su celular en la mano izquierda, situación que fue vista por los Amet que se encontraban en la rotonda del supermercado Nacional de Arroyo Hondo y la detuvieron.

“Cuando me detienen bajo el cristal y el joven me dijo ‘waooo, con lo buena que tu’ ‘ta te tengo que parar y te tengo que poner una multa’; yo le pregunté por qué, él me dijo que por estar hablando por el celular y yo le pasé mi licencia para que me ponga la multa y le dije que eso de estar buena no debió decírmelo. Incluso, le di la oportunidad de cuando me lo dijo la primera vez para poder resarcir esa forma en que me abordó ya que no es la forma protocolar”, indicó Larimar.

Entérate más:  Quién es y en qué está Simon Leviev, “el estafador de Tinder” que ganó millones de dólares engañando a sus novias

Pero todo no se quedó en palabras, pues la integrante de “El Mañanero” reveló que el joven incluso introdujo su cabeza en el carro para verla mejor: “Entonces él para corroborar lo que dice, mete la cabeza y me dice ‘es que tú estás burlá de buena’ viendo mi entrepierna. Yo me quedo tranquila, y le dije te voy a grabar porque te estoy diciendo que me dejes de decir que estoy buena y que me pongas la multa y ya, y él me dice ‘pero y que ehhh, es la verdad’”.

Ante esta situación, Fiallo lo comenzó a grabar y él también se puso a hacer lo mismo. Cuando finalmente le puso la multa, comenta que el joven le pidió que borre el video y ella le dijo que no.
Cuando llegó a su casa, Larimar subió el video a sus redes sociales y un amigo la llamó porque un general de la DIGESETT quería hablar con ella para conocer que había ocurrido, ella le explicó y le pidió al general que no cancele al joven de la institución:

Entérate más:  Fefita: “Yo soy una mujer seria, pero en el escenario soy una tiguera”

“Mi intención nunca fue dañar su empleo, sino que todos cambiemos la forma de comunicarnos. El general con el que conversé me garantizó que el joven no perderá su trabajo y que recibirá un reentrenamiento”.

Al finalizar su intervención Larimar reveló que después de su publicación algunas mujeres le escribieron diciendo que ese mismo agente les había pedido su número celular y que luego las llama para quitarle la multa.