Rusia acusa a nacionalistas ucranianos de impedir evacuación

0
52

Rusia acusó hoy a los batallones nacionalistas ucranianos de impedir la evacuación de la población civil de Mariúpol y Volnovaja, en el sureste de Ucrania, y aseguró que de las 215,000 personas a las que se iba a permitir la salida de estas ciudades «nadie llegó a los corredores humanitarios abiertos».

El jefe del Centro Nacional para el Control de la Defensa (NTsUO) de Rusia, Mikhail Mizintsev, indicó, según la agencia oficial TASS, que Moscú cumplió «todas las condiciones de la parte ucraniana, tanto en términos de las horas, como la ruta y la seguridad».

Sin embargo, según su versión, los nacionalistas y las Fuerzas Armadas de Ucrania aprovecharon la tregua humanitaria para «reagrupar unidades» en las posiciones defensivas y en todo Mariúpol, algo que también habría observado en Volnovaja.

«Desafortunadamente, hasta el momento, tenemos información confiable de que de los 200,000 refugiados declarados de Mariúpol y 15,000 de Volnovaja, nadie ha llegado a los corredores humanitarios abiertos», dijo el coronel general ruso.

De acuerdo con el coronel general ruso, las fuerzas rusas recibieron fuego de artillería a las 10.08 hora local desde Mariúpol y «fuego continuo desde Volnovaja desde las 10.11 hora local hasta las 10:21, cuando el alto el fuego anunciado por Moscú tenía que haber empezado a las 10:00 hora de la capital rusa (07.00 GMT).

La parte ucraniana acusa a su vez a Rusia de haber incumplido el alto el fuego, con bombardeos tanto de la propia Mariúpol como de sus alrededores, por lo que se frustró la evacuación.

Rusia aseguró que en las direcciones de Volnovaja y Mariúpol los corredores humanitarios «se abrieron todos los días», pero que «los batallones nacionales reprimen categóricamente los intentos de los civiles de partir hacia Rusia«.

De acuerdo con la versión rusa, «la situación es la misma en Járkov (este) y Sumy (noreste), así como en otros lugares».

La ruta elegida este sábado para la evacuación de la población civil de estas dos ciudades no incluía ninguna salida a Rusia, sino un corredor humanitario entre las ciudades de Mariúpol, Nikolskoye, Rozovka, Pologi, Orekhov, Zaporiyia, de acuerdo con las autoridades ucranianas, que han acusado a las fuerzas rusas de incumplir el alto el fuego humanitario pactado.

«A pesar de la gravedad de las consecuencias de la interrupción de la operación humanitaria de hoy, estamos listos para continuar trabajando paciente y persistentemente con los representantes de Ucrania y las organizaciones internacionales para resolver de inmediato la crisis humana», dijo Mizintsev.

Indicó que, la situación humanitaria en Ucrania «se está deteriorando rápidamente y continúa adquiriendo proporciones catastróficas», al tiempo que señaló que Rusia «está cumpliendo con todas las obligaciones humanitarias asumidas y continuará honrándolas».

A su vez aseguró que las fuerzas rusas han permitido la evacuación de «más de 156,000 personas, incluidos 41.596 niños, de zonas peligrosas» desde el inicio de la ofensiva militar en Ucrania, sin especificar si proceden de las regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk o de otros lugares.