¿Deben prohibir el gagá en República Dominicana

0
66

¿Por qué se prohíbe el gagá y no el teteo en San Pedro de Macorís? ¿El problema es el gagá o las personas que no tienen autocontrol? ¿Es el gagá más violento que los teteos o viceversa

No soy partidario de que el Estado disfrute de coartar las manifestaciones ciudadanas y, si se tomaran decisiones en esa ruta, creo que deben analizarse mirando a todo el mundo desde una misma perspectiva.

Si los gagá son un problema y hay que prohibirlos, lo mismo debería ocurrir con otros festejos que se tornan violentos, comenzando por los que acaban mal en colmados de la esquina, como el incidente del pasado fin de semana en el cual un cojo resultó lesionado en una reyerta entre borrachos.

¿A alguien se le ocurriría cerrar los colmados porque hay peleas, atracos o muertes? Creo que no, porque suena a ridiculez. ¿Se ha pensado en acabar con los teteos porque son un desorden? Tampoco he visto mucha actividad en esa dirección.

Entonces, ¿por qué cogerla puntualmente con el gagá, que para colmo es una expresión cultural y religiosa de un sector de la población dominicana y haitiana

El problema no está en el gagá, el teteo o el colmado, porque la violencia en esos contextos es en realidad la manifestación de una realidad social más compleja. Limitar esas manifestaciones populares no acabará con el problema de la violencia ni nos hará mejor sociedad. A lo que debemos aspirar como colectivo es a lograr que cada uno de esos festejos sea una muestra de la alegría y lo mejor del pueblo dominicano, con el autocontrol como protagonista. En lo que eso ocurre, lo que le toca al Estado es garantizar la seguridad de los ciudadanos, no suprimir el clima de reunión, sobre todo, después de tantos meses de pandemia y encierro.

Lo más absurdo de todo esto es que la decisión de prohibir el gagá en San Pedro de Macorís durante la Semana Santa ocurrió casi al mismo tiempo en que el gobierno nacional ampliaba los horarios de ventas de bebidas alcohólicas en todo el país, lo que hace ver más absurda la determinación de las autoridades municipales y debería a invitarlas a una reconsideración urgente.

Pongan más policías, prevengan la violencia y dejen el gagá en paz, es lo que se merece la población.