“Aquí los trucos para ‘amarrar’ a un hombre”

0
55

Sí, tiene permiso para reírse, ¡si eso quiere! Tuve la misma sensación al leer en un cartel este aviso con un número de teléfono que prometía resolver con “un trabajo poderoso y efectivo” una de las preocupaciones más antiguas del género femenino.

Y sí, marqué el número, la curiosidad me martillaba. Una pausada voz del otro lado del auricular aseguraba que había tomado la decisión correcta, y que para que el amor fuera correspondido “a veces se hacía indispensable el toque esotérico capaz de ablandar el corazón del ser amado”.

¡No es un chiste! La promoción la vi en la calle de un populoso sector de Santo Domingo Oeste mientras la aplicación de Google Map me ayudaba a evadir el tránsito del final de la tarde.

Recomendaciones

Consejos sexuales, hechizos de amor, trucos caseros, hijos… Comencé a indagar entre algunas mujeres, y, ¡Oh sorpresa! Hasta literatura existe sobre el tema. Y, sí, hay quienes buscan estas ‘ayudas’ para despertar el amor de otra persona.

Al parecer, no importa qué tanto haya evolucionado la humanidad, conseguir retener a la pareja parece ser una prioridad de muchos, a sabiendas de que agota las energías de quien emprende la tarea, y hasta puede hacer vulnerable su dignidad.

No es secreto

Algunas mujeres confían en que pueden impedir que su pareja termine la relación si existe un hijo. El ‘truco’ más común y una táctica fallida en la mayoría de los casos.

Quienes creen que la llegada de un bebé puede transformar una relación quebrada en una sólida, están equivocados. Una relación sana es responsabilidad de dos personas, prioridad y decisión solo de dos. Los hijos no tienen cabida.

¿Verdad o mentira?

Cada persona va siempre a creer lo que más acomode sus intereses. Actuará de acuerdo a sus necesidades, conocimientos, aprendizajes y experiencia. Habrá quien entregue las decisiones al destino y quienes definan el camino que quieren seguir.

Lo cierto es que, con el permiso de quienes confían y utilizan estas prácticas ‘misteriosas’ para retener a una persona, es bueno recordar que, cuando no hay amor, voluntad ni compromiso, intentar forzar la relación solo lleva a la frustración y desgaste emocional.

Cuando un hombre o una mujer han decidido no continuar, a la mala no funciona. Las personas somos diferentes, por tanto, no existe un método general e infalible para conquistar.

No crea todo lo que escucha o lee. Nada bajo el Sol ‘amarra’ a un hombre, ni a una mujer, la última parada se hace en nombre del amor. ¡Así de simple! Además, no tiene sentido estar al lado de alguien que no disfruta nuestra compañía. Debe doler más el desprecio que la soledad. ¡Digo yo…!

¡Hasta el lunes!