Video: Intentan asesinar a Cristina Kirchner, vicepresidenta de Argentina

Buenos Aires, Argentina.- Un hombre fue detenido cuando intentó matar con una arma de fuego a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, frente a su domicilio en Buenos Aires la noche de este jueves, reportan medios locales de ese país.

“Una persona que es indicada por quienes estaban cerca de él que tenía un arma es detenida por personal de la custodia. Lo apartan, se encuentra el arma y ahora tiene que ser analizada”, dijo a la cadena C5N el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

Según imágenes difundidas por la Televisión Pública, un hombre con barbijo y gorra de lana le apunta a la vicepresidenta de 69 años con una pistola y gatilló justo cuando ella descendió de un automóvil para saludar a seguidores que la aguardaban frente a su domicilio en la capital argentina.

El sospechoso fue reducido por los custodios de Fernández de Kirchner y apresado. No se informó su identidad. Tampoco se sabe todavía si el arma es verdadera o no.

Entérate más:  Israel ataca con misiles las inmediaciones del aeropuerto de Alepo en Siria

Sin embargo, desde las máximas autoridades del gobierno calificaron el incidente como un intento de magnicidio.

“Cuando el odio y la violencia se imponen sobre el debate de ideas, destruyen a las sociedades y se generan situaciones como la de hoy: un intento de magnicidio”, expresó el ministro de Economía Sergio Massa.

Desde hace una semana los seguidores de la vicepresidenta montan vigila en frente al edificio de departamentos donde reside para darle su apoyo luego que un fiscal pidiera una condena de 12 años e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en un juicio oral por irregularidades en la licitación de obras públicas durante sus dos mandatos (2007-2015), cargos que ella niega.

READ  Buscan en NYC presuntos dominicanos desaparecidos

Al salir de su apartamento cada mediodía antes de trasladarse al Senado, la vicepresidenta saluda a sus seguidores y les firma autógrafos. Al regreso por la noche repite la misma rutina.

Fuente: El Financiero