MADRID: Lío entre dominicanos deja un muerto y tres heridos

0
50

MADRID.- Un joven dominicano de 21 años ha fallecido tras recibir un balazo en la cabeza durante una reyerta en la puerta de la discoteca Caña Brava,  de Fuenlabrada.

Durante la riña ha resultada herido por arma de fuego en el hombro una persona de 31 años. También hay otros dos heridos de 18 años por machetazos y disparos, según el 112.

Todas las víctimas son de origen dominicano. Se investiga si la reyerta puede tener relación con otra pelea mortal ocurrida el domingo de madrugada en la puerta de otra discoteca de Alcorcón.

El crimen se ha producido tras finalizar la sesión de la discoteca donde actuaba un conocido cantante de reguetón muy seguido por los Trinitarios. Los autores de los disparos han escapado en un coche en dirección a la calle de Extremadura, según los testigos.

Los efectivos del Summa se han encontrado al llegar a cuatro heridos. El más grave era un joven de 21 años con un disparo en la zona parietal de la cabeza con orificio de entrada y salida. Han intentado sin éxito reanimarle durante 45 minutos, según el 112. Además, tenía heridas de machete en el cuerpo y otro disparo en el estómago.

También han atendido a una persona de 31 años con una herida de arma de fuego en un hombro y en un tobillo y con lesiones de pronóstico reservado por golpes. Ha sido evacuado al Hospital 12 de Octubre por el Summa.

Asimismo, hay otro joven de 18 años con una herida de bala en el brazo y contusiones en la cabeza que ha sido trasladado al Hospital de Alcorcón y otro joven de 18 años con heridas de machete en mano y cabeza y conducido al Hospital de Fuenlabrada.

En el exterior de la discoteca se encuentran agentes de Homicidios y de la Policía Científica. También hay varios familiares del fallecido en la zona. El local se alquila para eventos y es un sitio donde se suelen celebrar conciertos en directo.

El hermano del joven asesinado ha acudido a la zona y ha indicado que su hermano no pertenecía a ninguna banda.

LA DELEGADA PIDE PACIENCIA

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, reclamó este lunes «paciencia» para que la Policía pueda «desentrañar» los hechos sucedidos a primera hora a la salida de la discoteca Caña Brava de Fuenlabrada. Así lo declaró a los medios de comunicación en este desayuno informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

La delegada del Gobierno lamentó no poder aportar demasiada información «nada más que lo que ha salido, que la discoteca ya permanecía cerrada, y que se ha producido un enfrentamiento entre determinadas personas con el resultado de cuatro heridos, uno de ellos fallecido».

Mercedes González aseguró no tener «todavía datos que relacionen lo pasado en Alcorcón el domingo con lo que ha pasado ahora», en alusión a la muerte en la madrugada del viernes al sábado de otro joven a las puertas de una discoteca en Alcorcón. «Lo único que os pido es paciencia porque los tiempos policiales no son los tiempos periodísticos», agregó.

Por otra parte, avanzó que en la Policía «hemos formado un grupo conjunto entre la Brigada de Información y la Brigada de Policía Judicial», cuyos agentes «están trabajando y están desentrañando y desliando la madeja que nos encontramos en este momento».

La delegada del Gobierno añadió que ha sido «un fin de semana que tenemos que calificar de muy complicado» y expresó «toda la solidaridad con las familias de las víctimas». «Esperemos, en cuanto podamos, dar información sobre lo que ha sucedido y poder encajar de una vez todas las piezas», apostilló.

CRIMEN ALCORCÓN

El lugar donde fue asesinado el joven de 19 años se han colocado varias velas, mensajes en su recuerdo y una fotografía del fallecido, un venezolano conocido en el barrio como Bori. El joven murió de un disparo minutos después de una reyerta saldada con dos heridos por arma blanca, uno de ellos detenido, en una discoteca frecuentada por miembros de varias bandas juveniles.

Según informan a Efe fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, el arrestado, que ya ha recibido el alta hospitalaria, es un joven dominicano de 21 años, mientras que el otro herido es un español de 26.

La reyerta se produjo en el local de ocio en torno a las cinco y media de la madrugada, en la avenida de Torres Bellas, a escasos 800 metros de la discoteca, al ser atacada la víctima por varias personas que huyeron del lugar.