Madre quema con agua hirviendo a su hija de 12 años en Santa Marta

0
40

Un lamentable caso de maltrato infantil tiene indignados a los habitantes del Magdalena y al país en general. Se trata de una madre que quemó a su hija debido a un impulso de agresividad de la progenitora.

Según indican las versiones oficiales el hecho ocurrió en el sector de La Manguita, en jurisdicción del barrio La Paz en Santa Marta, donde la madre identificada como Yarelis Vanesa Pájaro, arrojó agua caliente a su hija de 12 años, aparentemente el motivo habría sido una negativa de la menor por lo que la madre reaccionó de tan violenta manera.

Una de las vecinas del sector indicó a una de las emisoras radiales nacionales: “La mujer estaba enojada porque la niña no se quería levantar de la cama. Ella le echó el agua caliente encima mientras estaba dormida”.

Precisamente los gritos horrorizados del dolor de la menor hicieron actuar a los vecinos quienes se contactaron con los uniformados del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrante de la Estación de Policía la Paz y llegaron para intervenir en la situación.

“Proceden a realizar la captura de esta persona para dejarla a disposición de la autoridad competente, de igual forma unidades de infancia y adolescencia llegan hasta donde se encuentra la menor para restablecer sus derechos”, indicaron las autoridades a la prensa local.

Mientras que la madre de la menor está bajo la disposición de ley, la menor fue conducida a la sala de urgencias del Hospital Universitario Julio Méndez Barreche, de la ciudad de Santa Marta para recibir atención por parte de profesionales.

Según comentaron las autoridades policiales la menor recibió quemaduras en parte de su rostro y torso: “Quemaduras de segundo grado en la parte del tronco anterior y posterior, así como en parte de la oreja y el cuello a esta menor de 12 años de edad”, reveló la Policía.

Sobre más información de infancia y la Costa Caribe: Un alarmante hecho han denunciado en la capital del Atlántico debido a la suspensión de un contrato con el Instituto Colombiano de Bienestar (ICBF) que dejaría a varios menores en condición de discapacidad sin atención.

Según se indicó el contrato que se suspendió desde el 31 de octubre canceló servicio con los operadores de terapias, recreación, alimentación, transporte y ayuda psicosocial a los menores y sus familiares.

La fundación CE Camilo en Barranquilla, ha resultado afectada con la suspensión del contrato con el ICBF, Maria Poulisse directora de la organización mencionó que en el peor de los panoramas podrán ser hasta 20 días hasta que se renueve el servicio mientras que con optimismo solo se tardaría 10 días en renovar el contrato.

“Me ha tocado suspender la atención a los niños. Desde el viernes estoy avisando a todos los papás que la atención era hasta el día y que mañana no los podemos atender. Hasta que tengamos el nuevo contrato con el Bienestar Familiar. Al equipo también, ahora todos están de vacaciones obligatorias. Aspiro que esto dure 15 días, máximo. En el caso nuestro, porque la mayoría de mis compañeros aún no han recibido la invitación. A finales de 2020 fue casi lo mismo. Algunos compañeros firmaron mucho después de que se terminara el contrato. Esos niños estuvieron más de dos meses sin atención”.

De igual manera indicó la directora Maria Poulisse, que los menores tienen condiciones especiales por lo que debe renovarse prontamente la atención, teniendo en cuenta que la mayor parte de ellos vienen de zonas marcadas por la desigualdad y los problemas sociales.

“Los niños que cumplen uno o tres años en la modalidad tienen que salir y transitar a otro entorno, que muchas veces no existe. Prácticamente, su entorno es estar en la casa con la mamá que tiene que cuidarlo todo el día. También está la difícil situación económica de muchos de los operadores. El ICBF aumenta el valor cada año con la inflación, pero nuestro gasto principal es el talento humano”, señaló la directora de la fundación CE Camilo.

Fuente: Infobae