Algunos empresarios y promotores de shows le dan prioridad a los llamados “influencers”, mientras a periodistas profesionales los colocan en un plano secundario y hasta terciario.

0
70

Esto que voy a decir, no es por mí, pues en los 50 años de ejercicio en la crónica de arte siempre he recibido un trato respetuoso de los organizadores de espectáculos.

Pero, me preocupa el manejo de algunos empresarios y promotores de shows que de repente le dan prioridad en sus eventos a los llamados “influencers” del medio, mientras a periodistas profesionales los colocan en un plano secundario y hasta terciario.

Y no debería ser…Me molesta ver en primera fila, o mesas, en los espectáculos, a un grupete de carajetes, mientras a los periodistas profesionales, incluyendo los de algunos medios, los relegan a la parte de atrás.

Cosas de los tiempos, dirán, dizque porque el mundo ha cambiado. Pero, creo que algunos periodistas se han ganado ese irrespeto.

Sobre todo los llamados “periodistas de notas de prensa”.

No los invitan a ver los espectáculos, y el mismo promotor, gestor o empresario que lo ha organizado, le envía una nota de prensa diciendo, que fue “apoteósico”, “extraordinario”, “majestuosos”, “mega”, “maravilloso”, “fuera de serie”.

Y así lo publican algunos, sin estar presente y sin verlo…

Así no, por Dios. Hay que respetarse y respetar la profesión.